Huevos: un lujo cotidiano

Una pelicula de ciencia ficción: desaparecen del planeta Tierra las gallinas (y las codornices, las patas y similares). Mercados con escasez de huevos. Desayunos sin huevos revueltos, soufflés desinflados, reposteras sin materia prima. Se me ocurren muchas tramas y finales para este drama, pero ya tengo algunas escenas: subasta de las tres últimas docenas de huevos en Christie’s, persecusiones a avestruces, saqueos de «huevos de mil años» en la China, etc.

Mientras no llegue esa otra pandemia sigamos disfrutando de las mil formas en las que podemos comer este perfecto producto de la naturaleza.

En las fotos he incluido algunas que he tomado en los últimos meses, con huevos en distintas presentaciones. Pero si tuviera que escoger una forma es frito: con el borde crujiente y la yema cruda.

¿Ustedes prefieren fritos, duros, pasados, escalfados, poché, revueltos, omelette/tortilla, rellenos, fritatta, Benedict…?

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s