Gorgonzola

«Penicillium roqueforti» es el nombre del moho que se expande dentro de los quesos azules (aunque esas venas sean, a veces, más verdosas que azules) .

El Gorgonzola ya era mencionado el S. XII en algunos escritos. Su origen está en el pueblo del mismo nombre, en Lombardía, cerca de Milán, aunque hoy la principal producción se centra en la provincia vecina del Piamonte.

Es un queso a base de leche de vaca, de pasta blanda y moho interior.

Existen dos tipos:

  • Dolce: que no se debe traducir como dulce sino suave, por la consistencia de su pasta pero también por su sabor. El veteado no es tan notorio. Pasa por lo menos 50 días de maduración.
  • Piccante: con al menos 80 días de maduración, pierde humedad y su pasta es más consistente aunque quebradiza. Su sabor más marcado.

Sus usos gastronómicos son diversos: en ensaladas para una vinagreta o en pequeños trozos, en salsas para pastas, en risottos, en una pizza de cuatro quesos o como postre.

Se acompaña tradicionalmente con frutos secos y peras. Los vinos que van mejor con este queso son los típicos dulces de postre como Albana di Romagna, Recioto di Soave, Picolit, Vin Santo. También con Sauternes y vinos alemanes Beerenauslese o similares.

En mi casa siempre lo añadimos (en realidad vale cualquier queso azul) a dos platos criollos: puré de pallares y locro (en la mesa y a gusto de cada uno).

En la foto el desayuno de hoy, que fueron dos tostadas con Gorgonzola Dolce: una con rodajas finísimas de manzana verde, la otra con pedacitos de pecana.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s