¿Cuál era el chifa de tu infancia?

En los 70, nos llevaban a los dos clásicos: Lung Fung en Córpac y Khuo Wha en Miraflores, con laguna de peces de colores y un detalle que se ha ido perdiendo que eran las mesas en ambiente privado, parte clave de la experiencia exótica. Mis papás iban a uno más especial que era el Mandarín, donde queda hoy la SUNAT en Juan de Arona.

Conocí los chifas de Capón recién en la época de la universidad, cuando trabajaba en una distribuidora en la calle Azángaro. Allí aprendí a apreciar el Centro a pesar de su decadencia crónica.

Un poco después frecuenté el Chifa Palacio en República de Panamá (Surquillo) que ya no existe y creo que no tiene ninguna relación con los varios Palacio que hay ahora.

El primer chifa de lujo fue el Royal en Prescott. Después abrió el panasiático O Mei y el Hou Wha. Para llevar fuimos hinchas de Mi Amigo.

Ya en los 2000 apareció Madam Tusan con una propuesta distinta y llegó el Wa Lok a Miraflores. También hemos hecho un peregrinaje al inclasificable Pun Kay de Fausto donde probamos su mítico pejesapo al vapor y otras delicadezas.

Y claro, el Titi que junto a La Nueva Palomino debería estar siempre en la lista de los 10 mejores restaurantes del Perú.

También he explorado el nuevo barrio chino de Lima que está encuadrado entre las avenidas San Luis y Aviación. La propuesta casera y auténtica del Haita o el dim sum sin concesiones del Yue Hao que queda al costado de Capón Market.

Me debo haber olvidado de algunos y habrá muchos que no he conocido pero han sido importantes para ustedes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s