Bar Olé

Fundado en 1996, el OLÉ BAR (o Bar Olé) ya tiene la categoría de clásico. He organizado en los últimos meses algunas de mis catas allí y varios de los que participaban eran clientes de siempre, pero muchos me confesaban que no iban hacía tiempo. Y prometían volver. Es un lugar cálido y sobrio. Céntrico y a la vez apartado del mundo exterior. Javier Carvallo maneja las riendas con tacto y mesura. Es, sobre todo, un bar, famoso por sus martinis y capitanes servidos con distinción y en la porción justa; pero su servicio de restaurant es muy bueno, también. Desde la tortilla de papas (de la que Bryce dice que es la mejor de Lima, Barcelona y Madrid) o su sánguche de roast beef en pan de molde y sus clásicos prime rib o boeuf bourginon, hasta un lomo saltado o risotto funghi porcini. En el 2021 cumplirán 25 años. Esperamos seguir visitándolos en sus bodas de oro. Salud.

Javier Carvallo (centro), fundador de Bar Olé.
Cata en el Bar Olé.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s